EL SUEÑO SE CONVIRTIO EN SANGRE (parte 3)

martes, 2 de septiembre de 2008

 


BELLA P.O.V:

Dolor, oscuridad, frio y entonces…silencio, recuerdos fugases surcaban mi mente veía todo y nada, el día pasaba en forma de flashes intermitentes en mi cabeza pero el dolor que se abría camino en mi pecho era real y fue este el que me trajo a la realidad…una boda, sangre muerte y un adiós.

Abrí los ojos sin animo en ello, ahora la compresión había aflorado en mi, yo me encontraba en algún lugar sola, desprotegida ante una horda de vampiros sanguinarios que solo esperaban morbosamente para, en el sentido mas literal de los casos devorarme, pero eso no me importo, lo que pasara con migo no era realmente importante, lleve la mano hasta mi vientre donde descansaba mi hijo, el hijo de Edward y al pensar en el sentí como la desolación me consumía, la ultima escena que recordaba era la de un Edward torturado luchando por salvarme a pesar de su dolor y de una diabólica jane lista para la estocada final, las lagrimas caían raídas por mis mejillas al comprender que Edward para este momento debía estar muerto, el solo pensar en eso desarmo mi mente y mi cuerpo se sacudió violentamente…un mundo sin Edward, un mundo donde Edward no existía no era concebible para mi, yo podría perecer, incluso de la forma mas cruel y viveral, pero el no, ni Edward ni mi hijo, ellos eran lo único que importaba y al saberme perdida sin el y con la vida de nuestro hijo corriendo hacia atrás con segundos contados solo deseaba dejarme llevar por mi dolor y esperar el fin, mire a mi alrededor estudiando el lugar, no era como recordaba que seria Volterra, acaso no estaría en la antigua cuidad? Me pregunte; aunque eso en verdad no importaba con el grado de dolor en mi alma morir en este lugar daba lo mismo que en otro, con mi final inevitable solo hubiese deseado morir junto a Edward, pesadamente con el alma muerta me deje caer a el suelo resbalando por la silla donde estuviera al despertar y aovillada sosteniendo mi vientre y despidiéndome de mi bebe decidí desconectar mi mente y esperaba que hubiera un Dios que me permitiera reunirme con Edward en otro lugar….

—No!!!, Lucha, tienes que luchar!!— grito una pequeña voz en mi cabeza abriéndose camino a través de la desesperanza..era la voz de Andrew y ahora en medio de lo que seguramente era un delirio lo veía de pie frente a mi con la cara desencajada de ira y con la expresión mas amenazadora que hubiese imaginado

—No te puedes rendir, me oyes? Te prohíbo que lo hagas…Bella lucha, lucha por tu hijo, lucha por Edward— gritaba el Andrew de mi cabeza

—No hay razón, no hay un para que— dije lentamente entre sollozos

—Hazlo por ti, por Edward, el bebe merece que luches— seguía urgiéndome mi visión y yo no entendía;¿ acaso mi cerebro trataba de decirme que había esperanza, acaso como mucho tiempo atrás la verdad se abría paso en mi subconsciente y trataba de decirme que Edward estaba vivo?, mi corazón bailo frenético en mi pecho al contemplar la opción, el rostro del Andrew imaginario un poco, aunque mantuvo su tensión y cuando estaba a punto de decir algo mas la puerta del pequeño y sucio cuarto se abrió revelando a un Aro sonriente haciendo que Andrew se desvaneciera como el mas efímero de los sueños

—Oh, querida Bella!, que alegría que hayas despertado— Exclamo el vampiro mientras se acercaba a mi; no me podía permitir ser débil, debía aférrame hasta ala mas mínima esperanza, si Edward había logrado sobrevivir un gran dolor se alejaba de mi mente, si solo el estaba vivo y yo lograba salvar a el bebe ellos realmente podrían estar a salvo, lo que pasara con migo no importaba, ahora solo debía centrarme en salvar a mi bebe, por una fracción de segundo contemple la posibilidad de escapar, ahora que un cazador crecía en mi ser era notablemente menos torpe y mi fuerza era impresionante, pero la esperanza murió casi al nacer; como escapar frente a uno de los vampiros mas poderoso de todos? Y aunque lo lograra no correría muy lejos sin ser abatida por la guardia, no tenia opción debía quedarme aquí con un hombre (vampiro) realmente aterrador y tratar de salir con vida.

—pequeña Bella, veo que estas un poco…Aturdida, tranquila querida, estas a salvo lamento los fuertes modales de mis compañeros al traerte aquí, solo que supuse que una tarjeta de invitación no bastaría para que me honraras con tu presencia— dijo cordialmente mientras paseaba su vista tomando nota de mis irritados ojos y mi mano siempre protectora sobre mi vientre, yo no decía nada mientras el se acercaba a mi, que podría decir?, soltarle todo mi odio no era lo mas conveniente en este momento, pero aun así, con las mas profunda ira en mis ojos me aleje de el, mientras levantaba mi vista, ahora no me podía permitir la Isabella Swan débil; no ahora debía ser en la hora de mi muerte lo mas valiente que mi imperfecta existencia humana me lo permitiera…

ALEX P.O.V:

Lentamente iba recuperando la conciencia, trate de mover mis manos; atada!, estaba atada a una silla, mientras mi cabeza colgaba levemente a un lado cuando estuve consiente por completo rearme lo que había pasado, la lucha y mi captura, mi mente rememoro a Matt, mi amigo…no el no era ya mi amigo era el vampiro que camufló su olor y nos engaño solo para traicionarnos, aun así en mi mente vagaron recuerdos de lo vivido con el, Matt cuando nos reíamos, Matt en el instituto, Matt siendo humano, siendo mi mejor amigo y luego sus ojos rojos, siendo mi enemigo, mas aun mi verdugo.

Mi cuerpo se tenso y mi mente dejo de vagar libre cuando percibí que no estaba sola, sentí como mi acompañante se inclinaba ante mi y ponía su rostro en mi cabello alborotado unos cuantos mechones..Oliéndolo y entonces supe quien era… Cayo!, en un mordaz rugido mientras movía bruscamente la cabeza tratando de alejarme de él. Efectivamente allí estaba ese pervertido vampiro todavía con un mechón de mi cabello en sus manos y contemplando fijamente a mis ojos

—Eres realmente hermosa cazadora y tu fragancia mmmm, es excitante— dijo mientras de la forma mas enferma olía de nuevo mi cabello, estaba a borde de las nauseas, esto parecía un viejo cliché de película morbosa de antaño, lo mire envenenada, cuando pudiera librarme de lo que me araba lo mataría y disfrutaría haciéndolo

—Sabes Alex, hay una antigua leyenda del vampiro que se enamoro de las esmeraldas, has notado que tus ojos lo parecen?— vocifero con vehemencia, era un real idiota, enfermo, viejo; morboso e idiota

—Solo había escuchando la historia de la cazadora que torturo hasta la muerte a un decrepito vampiro nauseabundo— dije con frialdad y el solo rio, sus carcajadas resonaban el mi cabeza enloqueciéndome

—Encantadora, realmente encantadora, te lo dije un día Alex Shuno, serias mía, quisieras o no y henos aquí, dentro de muy poco serás completamente mía!— dijo mientras se acercaba a mi y paseaba su vista por mi cuerpo solo cubierto por los restos del vestido que había llevado y con el dedo índice contorneaba mis labios, solo podía sentir asco, desesperación; me sentía sucia y entonces desee con todas mis fuerzas que Jake estuviera a mi lado, que me ayudara, pero entonces supe la verdad, mi lobo no tendría oportunidad contra el y en caso de seguir vivo jamás me permitiría arriesgarlo tanto, esto lo debía resolver yo, solo yo debía matar a este inútil bastardo.

JACOB P.O.V:

Mierda, mierda, mierda!!, escupía la palabra una y otra vez en mi cabeza, me la habían arrebato, yo había permitido que se llevaran a Alex, la había perdido de nuevo, era un real inútil, me permití levantar la mirada de mis manos donde había clavo mi cabeza al salir de fase, aun estábamos en casa de los Cullen, Charlie y Renee se encontraban junto a Sue y mi padre que les explicaban todo sin atemorizarlos, Jasper había salido, según entendía al influir sobre las emociones ajenas no era conveniente que se quedara junto a nosotros para empeorar nuestro ya lamentable estado, la sanguijuela pequeña, Alice lo había acompañado; Beatriz Shuno estaba sentada en el amplio sofá con sus hijos rodeándola, parecía estar en shock, pero quien no lo estaría habiendo perdido a su dos hijos, Ben se notaba destrozado, pero aun así trataba de hacer reír a las pequeñas con estúpidos chistes y Jensen estaba con una laptop sobre sus piernas mientras discutía con Steve una ruta para el rastreo mientras Clarise los miraba concentrada, Marcus solo hablaba con Carlisle sobre la mejor manera de abordar Volterra en caso de que los tuviese allí, Emmett estaba frustrado, estiraba sus brazos y solo lanzaba maldiciones y entonces vi a Edward de pie ante el enorme muro de cristal contemplando el crepúsculo, inexpresivo, frio y muerto en vida, no era el único que había perdido el sentido de su existencia, pero si era el único que experimentaba el destajador dolor por la usencia de Alex, los deseas podrían quererla, pero para mi simplemente era lo que me mantenía vivo y al ella no estar desde lo mas hondo solo deseaba dejarme morir, pero todavía no, aun tenia esperanza, la encontraría y entonces mataría a Matt y toda esa partida de parásitos chupasangre.

EDWARD P.O.V:

Muerte, dolorosa, agónica y miserable se paseaba por la casa, los despojos de la fiesta eran su cara burlona, una tragedia griega eso era lo que había sucedido, pero ahora los Volturis habían firmado su sentencia de muerte, arrebatarme a Bella, a mi hijo no quedaría impune, mientras fijaba mi vista en el bosque sin ver en realidad, trataba de adaptarme a mis nuevos y desconocidos poderes, ahora cada voz en mi cabeza se acentuaba mas, Jacob sufría con un dolor tan grande que solo podía ser superado por el mío, Steve descubría que podía rastrear mentalmente a Jane, como si de un péndulo sobre un mapa se tratara y ahora junto a Jensen trazaban la ruta para seguirla, Eric trataba de explicarle a su novia lo sucedido con su hermano, ese pequeño y miserable engendro, parecía que todos nos disputaríamos el placer de matarlo, me sentí como un real imbécil al no haber prestado atención a su mente, aunque ahora que lo pensaba no era que me hubiese cruzado muchas veces con el, además su trasformación era relativamente reciente, despechado por el rechazo de Alex y tras conocer la verdad sobre la tribu de Jacob, solo había sido cuestión de tiempo para que su odio creciera tanto que fuera presa fácil de Alec, la pequeña sanguijuela encargada de rastrearnos por meses, ahora sus poderes habían quedado al descubierto, no solo poseía mas fuerza de lo normal, también podía camuflar su olor por eso jamás nos percatamos de su presencia, y al yo no esperar un peligro de el jamás busque su mente en los alrededores, de nuevo mi culpa, al ver la ira ebullendo en Matt le había ofrecido venganza contra Jacob y la falsa posibilidad de quedarse con Alex y claro el crio desplegando su humana y egoísta naturaleza había accedido, Alec podía pasar su don a quienes trasformara por lo que Matt se pudo ocultar de nosotros y en cuanto a la sed desmedida, esa era justo su habilidad, podía controlar sus exigentes impulsos a voluntad, y sabiendo casi todo sobre nosotros se le hizo elemental como distraernos para no ser descubierto mientras jugaba a ser amigo de Alex y recopilaba información de nosotros, nuestras debilidades, pobre Idiota no sabia que solo era un objeto mas de Aro y Cayo para llegar a Bella, Alex y Joni, ahora que ya había cumplido su misión solo le esperaba la muerte si no era a manos de sus propios aliados seria en las nuestras.

La imagen de Bella estaba gravada a fuego en cada partícula de mi mente, su sonrosa, su amor y claro su temor mientras era alejada de mi, ahora nada podría para mi ira, siendo cociente del poder que me embargaba y con el mas férreo de los odios por mis venas era solo una maquina de exterminio que no pararía hasta rescatar a mi vida, a mi ángel

—No están en Volterra, pero si en los alrededores, percibo que hay bastante guardia esperando, temo que no seamos suficientes— Steve me saco de mis pensamientos con su afirmación, me gire hacia el con ira asesina

—Lo seremos, fallar no es una opción— Rugí

—Seremos suficientes, solo hare unas llamadas— sonrió sobriamente Marcus, era hora de conocer a todos los cazadores en pleno, seriamos un ejercito que los Volturis ni en sus peores pesadillas podrían preveer.

1 comentarios:

KAROL dijo...

D I O S M I O ¡ ¡ ¡ ¡ ¡

K FURTE
POBRE EDWARD Y JACOB COMO SUFRE :(
K CABR...EL CAYO DE LOS HU...
BUENO ESPERO K SE ENCUENTREN PRONTO Y K LOS VULTORIS MUERAN
BSSS[*...KAROL...*]