SANGRE DE CAZADOR

miércoles, 30 de julio de 2008

 


ALEX P.O.V:

Mientras miraba por la ventana del coche preguntándome qué demonios le pasaría a Bella recordé las palabras de Carlisle: “Ven a casa por la noche, iremos al hospital y realizaremos la transfusión”- Tendría que ir a la cama temprano para que Eric pensara que estaba dormida y escaparme. “ Has de venir sola”- Alex, pero esto es anti natural, yo soy el mayor, yo soy el que tendría que haber perdido la virginidad antes- Dijo Joni interrumpiendo mis pensamientos.- ¡Ay, Joni pues encargas una muñeca hinchable por catalogo!- dije ya harta de sus quejas.- Eso Joni, cierra el pico, cada vez que pienso en…- Eric estaba furioso cada vez que alguien le recordaba aquellas imágenes. Empecé a visualizar la casa de mi hermano.- Seguro que tú no querías, seguro que Jacob te engatusó, porque tu no le harías eso a tu hermanito Joni, ¿verdad?- puse los ojos en blanco. Eric aparcó.- Joni, deja a Jacob en paz- dije mientras bajaba del coche. Dilate las pupilas.- ¿JAKE?- mi novio se encontraba apoyado en su moto con cara de pocos amigos. Sentí el bufido de mis hermanos y la mirada de odio de Joni. Me dirigí a donde Jacob.- Ahora iba a llamarte…- me fulminó con la mirada.- ¿Por qué has tardado tanto?- Estaba gruñendo- Ya te dije que iba a casa de los Cullen- Seguía gruñiendo.- ¡Ya me has cambiado por los parásitos esos?- me enfurecí, ya que Clarise era uno de ellos. Suspiré para evitar una discusión.- ¡Jamás te cambiaría por nadie!- Una tos nos interrumpió.- Alex, Joni, entrad y ducharos, la verdad, apestáis a vampiro.- Jake arrugó la nariz.- La verdad sí, no te lo tomes a mal pero apestas.- Dijo rudamente. Esta vez si me enfadé. Joni entro en casa y se dirigió al baño del piso de arriba. Estaba furiosa.- Hola, Alex, ¿Cómo estás? … Yo también te quiero- Dije mientras entraba bruscamente a casa y me dirigía al baño cerrando la puerta con un portazo. A pocos segundos cuando ya estaba en la ducha oí unos golpecitos en la puerta.- Alex, sal…- Era Jacob.- ¿Dónde te crees que vas?- Eric como siempre advertía a Jacob de que no estuviera en una habitación cerrada con migo.- No habrá una tercera- La voz de Joni sonaba desde el piso de arriba.- Joni cierra la boca- Dijo Eric.- Eso cierra la boca si no quieres que te la cierre.- noté a Jacob irritado. – Voy arriba un momento ni se te ocurra entrar en el baño.- Le advirtió Eric. Volví a oír los golpecitos en la puerta- Alex, sal, no lo decía en serio…- seguía furiosa.- Lo siento ya he entrado en la ducha.- ¡ENTONCES HASTA MAÑANA!- Oí la puerta de la calle cerrarse. Suspiré. Me coloqué una toalla a pesar de estar mojada y con algo de jabón. Abrí la puerta para ir a buscarlo… Pero no hizo falta estaba dentro riéndose a carcajadas de mí. Arrugué el morro. Se acercó y me abrazó por la cintura. - ¿Con que si, eh?- Dije enfadada- Pues si me permites he de quitarme el jabón.- Intenté soltarme. Me aferró aún más a él.- Si quieres te lo quito yo.- me mordí el labio inferior. Ahora mismo estaba roja tomate. Instintivamente lo agarré por la camiseta lo entré en el baño y lo senté en el retrete cerrando la puerta con rapidez. Besé sus hermosos labios. Para mi sorpresa Jacob se quito los zapatos y el cinturón seguido de los pantalones. Abrí los ojos como platos al darme cuenta que me retiraba suavemente la toalla del cuerpo mientras me recorría con sus manos.- ¿Jake… Eric?- Dije entrecortadamente.- Fue arriba- dijo sin dejar de besar cada parte de mí. Lo volví a Besar. Me sentó en su cintura y entramos en la ducha. Noté como Jacob volvía a formar parte de mí.-¿Jacob? ¿Dónde te has metido?- La voz de Eric resonó fuera. Me tape la boca para evitar el jadeo. Si Eric nos pillaba … ahora… nos mataría; aun que en la próxima transformación… Noté los besos de Jacob por mi cuello. Él evitaba jadear besando toda parte de mí. La puerta emitió unos golpecitos.- ¿Alex?- tragué saliva. Tenía que responder pero sin jadear, algo realmente difícil en esos momentos. Cerré los ojos y me mordí el labio. Aprisione mis uñas en la espalda de Jacob. Cogí aire.- ¿Qué?- logré articular.- ¿Estás bien?- Abrí la boca, me mordí el labio de nuevo.- Sí, ¿Por qué?- cada vez era más difícil articular las palabras.- No veo a Jacob- Yo lo veía muy bien, pensé- Me dijo que iba a su casa- suspire profundamente- a buscar no se queee- ese que casi me delata.- ¿Seguro que estás bien?- Bufé.- Que sí …- Dije desesperada por que se fuera.- Esta bien…- Notaba las manos de Jacob recorriendo mi cuerpo como las gotas de agua que caían sobre nuestros cuerpos desnudos.- Jake… ten…tendríamos… que …- Jadeé sin poder evitarlo. Recé porque Eric no lo hubiera oído.- Ten… dríamos… que parar…- Jacob negó con la cabeza.- No, no puedo… te deseo, te amo…- Dijo mientras besaba mis labios.- Yo también Jake, pero…- Oí otros toquecitos en la puerta del baño.- Alex, que el agua la pago yo ¡eh!- Noté como Jacob aceleraba sus movimientos. Tapé su boca con un beso para evitar su jadeo. Abrí los ojos como platos al notar la erección de Jacob dentro de mí. Para evitar mí un grito le mordí el hombro. Por suerte solo emitió un gruñido inapreciable- Te doy 6 minutos ¡Alex!- Mi hermano ya se estaba mosqueando con mi tardar.- Jake… por favor- La verdad es que no quería que acabara pero Bella me esperaba y Eric … bueno la verdad no quería morir tan joven. Jacob me besó en los labios dulcemente y se retiró de mi cuerpo.- Está bien…- Le besé. Le pasé el jabón- si no quieres que muramos como los amantes de Teruel más vale que nos duchemos rápido y salgas por la ventana y hagas ver que has ido a La Push- Jacob me miró algo molesto.- ¿No te ha gustado?- suspiré.- Sabes que no es eso…- Me besó nuevamente apasionado- Jake…- puse los ojos en blanco al notar como su boca rozaba mi punto débil, el cuello.- Está bien, Está bien.- Reía mientras se enjabonaba. Hicimos un tiempo record. Jake saltó por la ventana después de vestirse. Me coloqué el pijama y salí del baño.- ¿Aún no ha llegado Jake?- disimulé.- No, tu adorado novio aún no ha llega …- sonó la puerta.- ¿Tenéis telepatía? ¿Estáis sincronizados? – Dijo Eric con enfado. Abrió la puerta y allí estaba Jacob- Hola, Eric.- Dijo con una sonrisa picara mientras me miraba. No pude evitar una sonrisa de victoria. Victoria que no duraría mucho cuando mi novio se convirtiera nuevamente en un hermoso lobo rojizo. Se acercó a mí y me abrazo- Hola, de nuevo…- susurró. Sonreí dándole un beso en la mejilla. Entrelazó mi mano con la suya y se sentó en el sofá obligándome a caer en sus rodillas. Me besó el hombro. Eric miró extrañado.- ¿Está lloviendo?- preguntó desconcertado. Me di cuenta que Jacob estaba empapado a causa de la ducha.- Si ha llovido por el camino.- Dijo rápidamente. Eric se encogió de hombros.- Bueno, ¿te vas a quedar a cenar?- ¡mierda! ¿Por qué hoy le daba por invitarlo cuando siempre decía que era un gorrón?- Creo que Jacob ha de ir a cenar con Billy hoy…- dije mirándolo. Él negó con la cabeza.- La verdad es que mi padre se ha ido a ver el partido con Charlie.- Por centro esta desesperándome. Joni bajo corriendo por los escaleras y cantando “Tengo hambre, tengo hambre”, el pobre era un poco tontito. - ¿Bueno entonces te quedas?- dijo Eric indignado. Jacob asintió con la cabeza. Eric colocó la comida en la mesa.- He hecho comida para 7 ya que Jacob y yo comemos más … - miro a Joni que devoraba como un lobo la comida…- Creo que tendría que haber hecho algo de comida más…- Reí- ¿Qué pasa?- dijo mi hermano con la boca llena.

La cena transcurrió normal. Eric y Jacob hablaban de sus cosas “lobunas”, Joni… bueno él solo comía… y yo me desesperaba cada vez que miraba mi reloj. Por fin acabé mi cena. Fingí un bostezo.- Creo que voy a irme a la cama, tengo sueño…- Joni me miró. Jacob me dio un beso en la frente.- No me extraña que estés cansada… todo el día con ese tal Andrew…- maldecía que aún con la boca llena se le entendiera tan bien. Jacob me miró.- ¿Qué hacías tú con ese parásito?- Eric me miró aprobando la expresión de Jacob. Eric mi “celosillo” no soportaba que considerara a Steve y a Andrew dos posibles hermanos. Puse los ojos en blanco.- Jake…- arrugó el morro. Me mordí el labio inferior.- No te enfades.- Lo besé. Eric nos separó.- Esto…¿te quedarás a dormir, Jacob?- Me cayó una piedra de 1000 toneladas encima. ¿Por qué hoy, precisamente hoy le daba por invitarlo?- De hecho tenía pensado hacerlo- dijo Jacob con toda naturalidad. Por dentro lloraba… ¿por qué a mí?- Pues la puerta la quiero abierta ¿eh?- advirtió Eric ya que ahora con esa condición nos dejaba dormir juntos.- Bueno pues yo ya voy para la cama.- dije en desesperación.- Esta bien vamos.- Jacob me acarició y para mi sorpresa me alzó. Hizo un giro con migo en sus brazos.- Te llevaré como una novia- dijo riendo sabiendo que eso molestaría a Eric. Sonreí al oír el gruñido de mi hermano. Llegamos a la cama. Me estiró quedándose encima de mí. Me beso. Se colocó en un lado y me acurruqué en sus brazos.- Hoy procuraré no dormir para que mis ronquidos no te molesten.- Otra piedra cayó encima de mí. ¿Es que no podría irme nunca?- Esto ya era drástico. Tenía que actuar. Besé a Jacob y me volví a acurrucar. Empecé a tararear hasta oír los adorables ronquidos de mi bebe enorme. Lo miré con dulzura. Besé su frente.- Espero que me perdones.- mi poder era efectivo para estos casos. Abrí la ventana con cuidado. Me coloqué las converse y salí con el pijama. Salté al árbol más cercano y me dirigí a toda prisa a la mansión Cullen.

BELLA P.O.V:

Miré el reloj. Carlisle no mostraba preocupación en su rostro pero yo estaba comiéndome las uñas. Alex no venía. ¿Y si no había conseguido escaparse? ¿Y si le había ocurrido algo? Esas preguntas resonaban en mi cabeza. Miré por la ventana. Una sombra salió como un relámpago de los árboles. Miré a Carlisle. -Ya está aquí.- Dijo al levantarse. En ese instante el rostro perfecto de mi novio se dibujo en mi mente. Edward, por orden de Carlisle se había ido de caza junto con el resto de los chicos. Alice llevaba días mirándome extraño, seguramente ya sabía lo que tenía. Esa misma tarde la había oído hablar con Carlisle para acompañarnos pero él se negó. Mientras salíamos fuera visualicé a mi prima con su pijama de verano. Carlisle se acercó a ella.- ¿Has hecho lo que te dije?- mi prima asintió con la cabeza.- Si, hice la ilusión de que acababa la comida pero tranquilo no he comido nada.- ¿La ilusión me pregunté? ¿De cuantos poderes disponían los cazadores?- Bella, vamos- mi prima me agarró del brazo y me sonrió. Nos dirigimos al coche de Carlisle. En poco tiempo llegamos al hospital.- Hola doctor Cullen- las enfermeras le saludaban tímidas. Él devolvía el saludo con una sonrisa.-¿Qué le trae por aquí?- Carlisle con una sonrisa respondió.- Bueno vengo por qué Alex, se despertó con mal de tripa y creo conveniente hacerle unos análisis.- Las enfermeras miraron a mi prima- Si, es cierto, me he desmayado del dolor.- Dijo esta muy seria. Se colocó las manos en la tripa y se apoyó en mí. Llegamos a una sala apartada.- ¿Un quirófano? – Alex tenía los ojos abiertos como platos.- ¿No era una simple transfusión?- Me miró. Asentí con la cabeza.- Así es, pero no para Bella.- dijo Carlisle indicándome la camilla. Me estiré.- ¿Cómo que no para Bella? ¡Sabes que mi sangre crea …- Carlisle sonrió- Cazadores …- Alex volvió a Abrir los ojos como platos.- Entonces si no es para Bella…- Carlisle agarró una jeringa que a juzgar por todo lo que tenía en la mesa había preparado cuidadosamente todos los detalles de mi operación.- Está bien Bella ahora le contaré todo a Alex. En cuanto a ti cuenta hasta diez…- Noté un ligero pinchazo en el brazo. Sabía que era una operación que difícilmente una sola persona podría realizar. Pero gracias a los dotes vampíricos, como la rapidez, de Carlisle todo saldría bien.- Está bien Bella…- empecé a ver borroso. – 1, 2, 3…- la negrura se apoderó de mí.

ALEX P.O.V:

Estaba impresionada. ¿En qué lio me había metido? Bella yacía dormida en la camilla del quirófano con un montón de tubos que vigilaban su estado. Carlisle me indicó que me sentará en la otra camilla. Tenía miedo, aún así lo obedecí.- Alex, tu sangre es para ayudar a que se desarrolle, ya sabes que nosotros no podemos envejecer… por tanto él no puede desarrollarse si lo que predomina en él es la ponzoña.- No entendía una mierda.- ¿él?- noté un pinchazo en el brazo. Carlisle agarró un bisturí y me puse pálida. Abrió la barriga de Bella. No me había dado cuenta que eraba un poco más gordita hasta entonces. Me incliné al ver algo extraño. Una pequeña mano cogía el dedo meñique de Carlisle. Dilaté las pupilas. Este introdujo en ese pequeño brazo el otro extremo del tubo. Entonces lo entendí todo… - La única forma de contrarrestar la ponzoña…- susurre.

ERIC P.O.V:

Estaba quedándome dormido cuándo algo en el pecho me aprisionó. Esa sensación… Salí corriendo hacía el pasillo. La puerta del cuarto de mi hermana estaba abierta y en su interior Jacob estaba dormido. En un instante Joni estaba a mi lado con la misma cara de desconcierto. Ambos nos miramos al no ver a Alex en el dormitorio.

CLARISE P.O.V:

Mientras notaba las caricias de Steve frente al televisor un dolor punzante en el pecho se apoderó de mí. Dilaté las pupilas. Sabía perfectamente qué era ese dolor …

*España*

MARCUS P.O.V:

Una vez más Bea estaba haciendo el desayuno. Eran las 7 de la mañana y los niños bajaban por las escaleras corriendo y riendo. – Aquí tienes cielo.- Dijo besándome los labios.- Gracias mi vida.- De pronto algo aprisionó mi pecho. Los niños dejaron de reír. Sara y Katra se miraban extrañadas. Ben me miraba pálido , Leo abrió la boca asombrada y Jensen dilató las pupilas- ¡Se ha creado un nuevo cazador!- dijo mi hijo. De pronto el teléfono empezó a sonar. Múltiples familiares preguntaban unos a otros cómo había sucedido.


(Idea original de Stephanie Meyer// Idea del Fic: Ann, Vero y Ale)

1 comentarios:

k-my dijo...

ahhhhhaaaaa no puede ser quede muy metida!!! que va a pasar ahora???
grrrrrrr