RECUERDOS BORRADOS (parte 6)

jueves, 3 de julio de 2008

 


JACOB P.O.V

Actué impulsivamente. No quería que la pulga estuviera con Paul. Pero Bella estaba allí, debía arreglar esto como fuera.- ¡Corre Paul, yo la retengo, corre rocíate de insecticida antes de que te pique!- Noté un empujón bastante fuerte. Era Paul- ¡ Gracias por el consejo, pero prefiero que me pique!- Dijo ese estúpido llevando a Alex de la mano. Su risita me perforaba los oídos. Alex y Paul se dirigieron hacía la multitud de personas. Estaba realmente rabioso.

De pronto oí una voz- ¡Jacob! ¿Qué ha pasado en el bosque?- Era Bella, mi adorada Bella, pero estaba demasiado furioso con la pulga y el inestable como para ser cordial.- ¿Por qué tenéis qué ser primas?- dije sin pensar. Bella puso cara de desconcierto.- ¡No te preocupes por mí, tu sigue disfrutando de la fiesta con tu chupasangre!- No le di tiempo a responder. Me adentré en el bosque. Necesitaba pensar.

PAUL P.O.V

No sabía qué había pasado en el bosque, al menos no del todo; pero esa era mi oportunidad. Quería a Alex, y a pesar de que ella amaba perdidamente al imbécil de mi amigo, había decidido que eso no sería ningún problema para conquistarla. Era cierto que con nada me descontrolaba, pero des de la llegada de Alex mi control había mejorado, quizá por el simple echo de quererla, no lo sé. Debía aprovechar esta discusión como fuera.- ¡Alex!- la llamé ella volteó a mirarme.- ¡Dime!- me dedicó una preciosa sonrisa- Verás… Me … me preguntaba si … - Alcé la vista para mirarla.- Si … bueno … mañana querrías quedar con migo … ya sabes, para dar un paseo …- Alex puso expresión de sorpresa- mmm … ¡Está bien! – No me lo creía. - ¿Entonces, sí?- agitó la cabeza en símbolo de aprobación. La abracé y le di una vuelta en el aire. Ella rió.- ¡Alex, venga, nos vamos!- Gritó su hermano Eric. A pesar de la pelea del otro día, me caía bien. Alex me dio un beso en la mejilla y me dijo adiós con la mano. - ¡Nos vemos mañana!- me gritó a lo lejos y abrazada del chupasangre musculoso.

A la mañana siguiente sentí el olor característico de los cazadores. Eric y Alex se acercaban en coche. Llamaron a la puerta. Abrí sin pensármelo dos veces y la abracé- ¡Hola Alex!- era tan pequeña, y como consiguiente, fácil de abrazar.- ¡Paul, me … estas …. Ahogando!- me retiré suavemente. Vi como Eric se alejaba.- ¡Vaya perdona!- ella sonrió. - ¿Bueno, y … a donde me vas a llevar?- La agarré de la mano y le pasé un casco y una venda negra.- ¡Póntela en los ojos!- exclamé. Puso cara de pocos amigos pero lo hizo. La ayudé a montarse en mi moto y nos dirigimos a aquel lugar.

La ayudé a bajar y a quitarse el casco. Me coloqué detrás de ella y le desaté la venda.- ¡Waw! ¡Paul es hermoso!- La llevé a un lago situado en medio del bosque.- Yo vengo aquí cuando, bueno …- hice una risa nerviosa- Te descontrolas …- asentí con la cabeza. Le agarré la mano y la llevé a la orilla- ¡Mira he amarrado una barca! – Alex se subió de inmediato. La desamarré y me subí junto con ella.

Llegamos a la mitad del lago y ella se subió al borde de la barca.- ¿Sabes? ¡Cuándo era pequeña acompañaba a mi padre a pescar …! – Al decir eso se puso triste. Tenía que hacer algo. - ¡Alex! ¿Sabes que va a pasar ahora mismo?- Me miró con desconcierto- ¿no…?- Empecé a agitar la barca. Alex cayó al agua y yo la seguí. Entre risas ella me salpicó. La cogí y la lancé. - ¡AHH! ¡Paul ya te vale!- reía. - ¡Ah, tú has empezado a salpicarme!- Me señaló con un dedo.- ¡Y tú me has tirado al agua!- Los dos empezamos a reír.

JACOB P.O.V:

Embry, ¿No se supone que Paul también venia al acantilado, hoy?- Embry se puso pálido de repente. Me extrañé. - ¿Embry?- soltó una risa nerviosa. - ¿No te lo ha dicho?- Dijo Quil- ¿Decirme el qué?- Me estaba poniendo nervioso.- ¡Paul está con Alex en el lago!- Abrí los ojos como platos y los fulminé con la mirada. Corrí hacia mi moto y me dispuse a llegar al lago. Aparqué un tanto lejos. Oí unas risas. Allí estaban en el agua riéndose el Idiota inestable de Paul con la Pulga asesina, con Alex. Pude observar como Paul subía a la barca, entre risas y ayudaba a Alex a subir. Ambos se quedaron muy juntos. Apreté los puños. Estaba desesperado.

PAUL P.O.V:

Alex se recostó en la barca. Noté un suspiro.- Paul … sé …, sé que te tendría que haber dicho des de un principio que estaba enamorada de Jacob, perdóname … yo … - Se inclinó- Tranquila eso … ya se me ha pasado el enfado …- Ella sonrió y se puso las manos en la cabeza.- ¡ARGG! ¡Mira que intentó sacarlo de mi cabeza! ¡Pero … cuánto más lo intento más se queda! ¡Ya sé que ama a Bella! … ¡Maldito Perro!¡Ojalá lo pudiera borrar de alguna manera! – Esta era una ocasión perfecta. Le agarré la barbilla y la miré a los ojos.- ¡Yo te ayudaré a olvidar!- Rocé mis labios tiernamente con los suyos. Eran dulces y suaves. Me apartó.- Paul … yo … esto no está bien …- Giró la cara.- Será mejor que vayamos a la orilla- Me dijo. Estaba apenado, así que solo asentí y la llevé.

JACOB P.O.V:

Algo en mi interior acababa de hacerse pedazos al verlos besarse. Una furia se apoderó de mí. A pesar de ver como Alex lo rechazaba, esa furia iba en aumento. La barca se acercaba. Paul la amarró a la orilla y ayudó a bajar a Alex. Alex me miró de inmediato. - ¿JACOB?- dijo sorprendida. Paul me miró con rabia. - ¿Tú qué haces aquí?- Miré a Alex. Tenía que buscar cualquier escusa para hablar con ella.- Alex, Tu prima Bella, está preocupada, no has dicho exactamente a donde ibas … y están preocupados. – Paul me miró- ¿No ves que está bien? ¡Lárgate! – Mi furia era cada vez mayor.- ¡No estoy hablando contigo imbécil!- Alex me mató con su mirada- ¡No le llames imbécil! – estaba rabioso al verla defendiendo a Paul- ¿Prefieres idiota, inútil?- ¿Prefieres que te de una patada en tus partes?- me dijo ella en tono burlón.- ¡Tú estás muy mal de la cabeza, Jacob!- Dijo el inestable de Paul.- Tal vez, pero es por otra cosa por la que pierdo la cabeza.- Desvié la mirada a Alex, la cual me miró extrañada. - ¿Qué te largas o te echo?- Dijo Paul temblando y apretando la mandíbula. Sin duda empezaba a transformarse. -¡Yo no me voy sin Alex!- Exclamé- ¿Sin mi? Me sé el camino solita, Jacob Black.- Escuché como Alex le tarareaba algo a Paul y este se tranquilizó. – Bella me ha dicho que te lleve con migo.- Alex volvió a poner esa mirada de furia que, no sabía la razón, tanto me gustaba.- ¡ Oh! ¡Ya me extrañaba! ¡Bella, Bella y más Bella! ¿Si te dice que te tires de un puente también lo harías?- Noté su furia.- Eric … También me ha dicho que te necesita para no sé qué imprevisto con la casa nueva …- Sin duda mi profesión debía de ser algo relacionado con la improvisación.-¿Eric?- Sabía que la debilidad de Alex era su hermano.- Paul,¿ me acercas tú a casa de Charlie?- Paul la agarró de la mano. - ¡Claro, Vamos! – Debía hacer algo- ¡Paul, verás es que también te buscaba a ti! Sam tiene algo importante que decirte…- Paul me miró extrañado. - ¿Ahora eres una paloma mensajera, Jacob?- Alex rió- ¡Sí, aparte de Perro, Paloma!- Los dos se unieron en una risa. Estaba a punto de explotar. – Bueno, pues, Alex … nos vemos… te llamo luego.- Alex asintió. Paul le dio un beso en la frente y se fue. Alex caminó hacia mí. Lo había conseguido. Empecemos a andar hacía mi moto. Me paré en seco.- ¡Alex tenemos que hablar!- Ella puso cara extrañada- ¿Ah sí? ¿De qué?- suspiré- De lo de ayer…- Ella negó con la cabeza- Creo que no hay nada que hablar- me sorprendí.- ¿Ah no?- Ella suspiró y siguió andando- Te reíste de mí y punto, no hay más.- Me coloqué delante de ella para barrarle el paso.-Está bien entonces escúchame, solo tengo dos cosas que decirte. Primera, en ningún momento me reí de ti…. Y … segunda … - Alcé mis manos y me quité el collar en forma de colmillo que llevaba escondido en el cuello, cubierto por mi jersey. Los ojos de Alex se llenaron de lágrimas. – Ten, Creo que esto ya no me pertenece….- Alex lo cogió y lo rozó con sus dedos.- Mi…mi…mi… ¿ME RECUERTAS?...¿DESDE CUANDO?- me fulminó con la mirada. A pesar de las lágrimas pude ver el odio en sus ojos. – ¡Eso no importa, Ahora corre y dáselo a Paul!- No paraba de mirar el collar desconcertada.- ¡CLARO QUE IMPORTA!¿POR QUÉ NO ME HAS DICHO QUE TE ACORDABAS DE MÍ? – suspiró- Déjame adivinar, ¡BELLA!-Bajé la mirada. - ¿Desde cuándo te acuerdas Jacob?- Alex me alzó la cara. - ¡Dime Jacob! ¡DIMELO!- Ya no podía aguantar más no podía aguantar por mucho tiempo la mentira.- ¡DESDE SIEMPRE! ¡JAMÁS TE OLVIDÉ! ¡PERO ESTO YA NO ME PERTENECE! ¡DÁSELO AL ESTÚPIDO DE PAUL!- Alex estaba cada vez más furiosa- ¿ Y POR QUÉ AHORA? ¡DIME! ¿POR QUÉ?- estaba furioso y apenado a la vez. – No lo entenderías. Además ¿qué más da? Ya estás bien con Paul .. ¿no?- Alex continuaba llorando.- ¿Qué más te da, a ti, si estoy con Paul? ¿A caso te he importado alguna vez? ¡Solo te preocupas lo justo para que BELLA no se enfade!- Matizó en nombre de su prima. – ¡Bella no tiene nada que ver aquí!- exclamé- ¡Oh yo creo que sí! ¿Si no por qué ocultaste que me recordabas? ¡ETOY HARTA, JACOB! ¡HARTA!- Ya no podía más. Era hora de decirlo todo.- ¿Y crees que yo no estoy harto? ¿Pensar todas las noches que debía o no debía hacer?- Alex me miró con incredulidad- Jacob, yo … no te iba a pedir nada, solo … solo quería saber si aquel amigo de la infancia me recordaba, nada más … ¡NO TE IBA A PEDIR MATRIMONIO! ¡TRANQUILO!- Empecé a temblar y caí de rodillas al suelo. - ¡GENIAL LO QUE FALTABA!- dijo ella. Se agachó. Me puse las manos en la cara.- ¿Jacob? ... está bien tranquilo ... ya ... ya esta ... mira ... ya ... no estoy enfadada ... pero ... cálmate ...- su voz era calmada y suave. Saco una de las manos que me cubría la cara y depositó en ella el collar con el colmillo.- Jacob … esto … sigue siendo tuyo … - Lo apreté fuertemente entre mis puños- Lo que mi padre dijo aquella vez, la vez que me dio el collar, lo que intente decirte de pequeña fue … - escuche un suspiro- Mi madre me dijo que se lo entregara a quien más quería, tu eres la niña de mis ojos, así que te lo entrego a ti. Nuestro gen licántropo tiene un don especial. El arte de la imprimación. Dáselo a aquella persona que te haga sentir que lo darías todo por ella, a aquella persona por la que te imprimas… Eso fue lo que me dijo, y así lo hice … - Levanté la mirada y descubrí mis lagrimas. Alex me miró sorprendida. - ¿JACOB? – Me secó una de las lagrimas derramadas por mi mejilla. Agarré su cara y la acerqué a la mía. Necesitaba sentir sus labios. La besé. Ella me volvió a seguir el beso. La agarré por la cintura y estuvimos largo rato entrelazando nuestras bocas. Me separé y junté nuestras frenes. – Te prometo que esto se arreglará pronto- me levanté y corrí adentrándome en el bosque.

(Idea original de Stephanie Meyer// Idea del Fic: Ann, Vero y Ale)

3 comentarios:

monXe dijo...

xiiii!!!!!!!!!!!
por fin jack se declara!!
qe xulo!!
jeje...

Maar' dijo...

wooow, me quede sin palabras
por fin jacob a sido lo minimamente valienta como para que olvidara a Bella i hablara con Alex =)
wiiii, que chuliii
jajajaa,

maar'

My Twilight World dijo...

OMG!!!!!!
Deoooox mio!!!! creo que me dio un infarto al leer el final... morí.
Hasta que al fin Jake hace algo coherente en su vida jajajajaja... pero porq tuvo que salir corriendo jaajajajaja, en vdd ese niño debería ser maratonista jajajaja lo que sabe es correr...
Bueno ahora hay que ver que le dice a Bella (si es que le dice) y la reacción de Alex luego del mega beso...

Uy amix siganla, esta de lujo

Besitos a Ann, Ale y Vero

Que esten bien chicas

Su siempre amix

Mary D Spunk ;)