RECUERDOS BORRADOS (parte 5)

miércoles, 2 de julio de 2008

 


La volvía a tener tan cerca de mí… De nuevo esa sensación, la sensación de poseerla, de sentirla mía. Tenía que besarla, tenía que hacerlos aun que luego, por alguna razón, me abofeteara. ¡Un lobo cazado por una pulga! Eso era exactamente lo que era. Nos miramos largo rato sin saber qué hacer. Le rocé los labios con mi dedo pulgar. Ella apartó la cara y intentó librarse de mi abrazo. No quería dejarla ir. Era un loco obsesionado. La deseaba.

-¿Qué está pasando aquí?- Se oyó de fondo. Desvié la mirada hacía donde provenía la voz. - ¡Paul!- exclamó Alex. Paul me fulminó con la mirada, en cambio a Alex le hizo una mirada triste y un gesto de negación y se dispuso a marcharse. Alex se libró de mí y corrió tras él. -¡Paul, espera, no es lo que parece!- Dijo agarrándole del hombro. ¿Por qué tenía que darle explicaciones? ¿A caso eran algo? ¿Le abría dado una respuesta mientras hablaba con Bella? …¡Bella! … ¿Qué demonios te pasa Jacob? ¡Piensa en Bella!. Puse las manos en la cabeza. ¡No quería pensar en Bella! Me esforzaba pero solo veía al estúpido de Paul discutiendo con la pulga asesina, con… Alex. - ¡En vez de jugar con migo haberme dicho des de un principio que ese chico que te gusta y que quieres olvidar es Jacob! ¡Me siento un estúpido!- El cuerpo de Paul temblaba. Observé a Alex. De sus ojos empezaron a caer lagrimas.- ¡Pa…Paul ,yo..!- Paul abrió los ojos como platos. Sin duda sabía actuar muy bien ya que pude apreciar una media sonrisa cuando de los ojos de Alex empezaron a saltar lágrimas. ¡Era un imbécil! - ¡Alex no llores!- la abrazó y la beso en el pelo. Me estaba enfureciendo y empecé a temblar. –Está bien Alex, tranquila.- Ese estúpido la miró a los ojos. Esos ojos verdes que eran ¡MIOS! Apreté la mandíbula. Tenía que hacer esfuerzos para no transformarme. Paul la cogió por la barbilla y le alzó la cara. – De todas formas tu quieres olvidarlo … ¿no? – Alex desvió la mirada para observarme.- ¡Oh no! ¡Jacob!- Notó que me estaba transformando. De pronto una voz terciopelada y dulce resonó en mi cabeza. No me había dado cuanta que tenía los ojos cerrados y que me encontraba agachado en el suelo. Esa voz era realmente preciosa. Me calmé y abrí los ojos. Allí estaban esos ojos verdes observándome. La voz seguía. - ¿Estas mejor?- me dijeron esos labios. Alcé la cara.- ¡Si estoy mejor!- me levanté de un brinco- ¡Anda ya puedes ir con Paul a besuquearte!- era imbécil o me lo hacía. ¡Maldito orgullo! Eso solo se le podía ocurrir a mí. Alex se enfureció.- ¡Que te den Jacob!- Pude oír la risa de Paul. Alex caminó en dirección a Paul.- ¡Maldita Pulga!- Chillé sin duda … era imbécil …

BELLA P.O.V:

Sin duda la fiesta estaba acabando y mi prima no aparecía. Edward y yo nos encontrábamos acurrucados en el árbol. - ¿Estás bien Bella?- me preguntó. No me había dado cuenta de mi largo silencio.- Sí, estoy bien. Tan solo estaba pensando.- Frunció el ceño. Me reí. Una vez más agradecí ser la única a la que no pudiera leer los pensamientos. - ¿En qué pensabas? - Me acarició.- En que… después de todo, a pesar de ser una fiesta … no ha estado tan mal.- mentí de nuevo. Él sonrió.- La verdad sí, es agradable tener a mi meteoro rodeada por mis brazos bajo este manto de estrellas.- Me acarició la mejilla hasta llegar a la barbilla y me alzó el rostro. Me acarició el labio y me besó. Sus labios eran fríos, pero no importaba. Era una de las mejores sensaciones del mundo. Sus labios junto a los míos…¿Podía pedir algo más? De pronto dos sombras salieron de los árboles, seguidas de una tercera.- ¡Maldito imbécil! ¡Saco de pelo!- escuché. Edward y yo miramos en esa dirección. - ¡Cuidado todos, la pulga asesina me va a atacar!- reconocí esa voz- ¿Por qué no te callas Jacob?- esa voz era masculina. - ¡Ya sé, le compraré un bozal!- Era Alex. Me levanté, agarré la fría mano de Edward y me dirigí a ver qué pasaba. - ¿Un bozal? ¡vaya si qué me quieres que te gastarás dinero en mí!- miré a Jacob- ¿qué está pasando aquí? – Noté como Edward soltaba una risita. Sin duda ya sabía perfectamente que había pasado.-Este estúpido de tu amigo, Bella, le ofrecen ayuda y solo hace que faltar el respeto. – No me había dicho anda nuevo. Sabía perfectamente como era Jacob.- ¿y tú? ¡encima de pulga mentirosa!- Alex puso cara de no poderse creer lo que acababa de oír.- ¿Ah sí?- le señaló- ¡Sí!- respondió Jacob- ¿Sí?- dijo ella con furia- ¡Sí!- respondió mi amigo. Me estaba mareando. No entendía nada. - ¡Pues vale!¡Estúpido lobo de 3 metros!- Alex estaba muy furiosa. ¿Qué abría pasado en el bosque?. Pude ver a Paul sonriente ante la absurda discusión.- ¿Alguien ha hablado? ¡me ha parecido oír algo! ¡Anda mira si aquí estas …¡Pulga!- dijo con desprecio. -¡Ya vale los dos!- exclamé. Alex cruzó los brazos en símbolo de enfado y Jacob arrugó el morro. -¡Bah, vámonos Paul!- Alex le ofreció la mano a Paul. Entonces alguien se la agarró.- ¡Tú no te vas con él!- La voz de Jacob era seria. - ¡Suéltame!- Jacob la empujó hacía él - ¡No, no te voy a soltar!


(Idea original de Stephanie Meyer// Idea del Fic: Ann, Vero y Ale)

1 comentarios:

My Twilight World dijo...

Wow Wow y más Wow jajajajaja
el cap siguiente si estará que arde jajajaja... El doble triangulo amoroso parece que se aclarara por fin jajajaja
Jake en verdad es muy pero muy orgulloso, pero ese carácter me encanta... es tan impulsivo, que no se sabe que esperar de él...
Y bueno hay que esperar la reacción de Bella... en verdad con eso de "mi" jacob jajajaja me tiene un poco grrrr jaajaja

Besooos mis niñas...
La pic de la familia Shuno... de lujoooo

Besooos

su amix

Mary D Spunk

bye ;)