EL MOMENTO

miércoles, 16 de julio de 2008

 



ERIC P.O.V:

Llevábamos un rato hablando animadamente, aunque mas bien eso tratábamos de aparentar en presencia de Charlie, lo cierto era que Jake estaba en su estado de zombi por la ausencia de Alex y Bella…Bella realmente me preocupaba, hacia ya bastante tiempo el olor de Edward impregno la casa y contrario a todos los días que Bella con alguna excusa tonta corría a su habitación para encontrarse con él; hoy solo permanecía ausente sentada junto a mi, en un principio pensé que se debía a la presencia de Jake, sin duda era un buen indicio que hubiese salido luego de tanto tiempo de duelo por la partida de mi hermana, pero ese par ni se miraban ambos estaban muy sumidos en sus propias realidades, finalmente Charlie se retiro de la mesa a ver, como siempre, un juego de basketball en la otra habitación y yo no aguante mas, ese par me tendría que dar explicaciones, me gire hacia Jacob pero este observaba a Bella con un brillo suspicaz en la mirada, el estado vegetativo de mi prima era tan notable que hasta “zombi Jake” se había percatado —Bella, que coños te pasa?, te hizo algo la sanguijuela?— acuso con ira Jake , Bella al instante se envaro y sus ojos se dilataron de la sorpresa —Claro que no Jake, estas paranoico— disimulo —Mira Bella, puedes tratar de engañar a quien desees pero jamás a tu primo, sabes te conozco; Alex, Clarise y tu son mi prioridad, mis chicas; y se cuando les sucede algo— le dije serio, ella solo agacho la cabeza al tiempo que seguía negando lo evidente —Vale, si Edward no te ha hecho nada, entonces fueron los recién llegados, verdad— Asegure, Jake dibujo una mueca mientras susurraba cosas intangibles sobre tener que soportar mas parásitos cerca —Oh claro que no, es mas Andrew se ha portado muy bien con migo, cuando llegaron los Volturis hasta se puso de nuestro lado y es realmente agradable y Steve, es muy…simpático, es mas hasta desea ser parte de la familia, quiero decir de tu familia, parece bastante interesado por Clarise— Bella buscaba distraerme y lo consiguió, por un instante imaginé a mi hermana saliendo con un vampiro y se que mi rostro reflejaba mi horror, pero como era habitual en mi, permanecí, al menos en apariencia, impávido mientras le preguntaba —Vale, los hombres han sido…amables con tigo,, y que hay de la mujer?— eso la descoloco; así que ese era el inconveniente, acaso tenia Celos, realmente dudaba que Edward pudiera fijarse en alguien mas, al ser testigo de la devoción que profesaba por mi prima, pero entonces sus ojos se inundaron de lagrimas que tratando de disimular. Jake se levanto de golpe temblando de la ira — Jacob Black a donde vas?— inquirí —A poner en su lugar a una sanguijuela— dijo mientras se dirigía a las escaleras que llevaba a la habitaciones, al instante estaba allí para retenerlo y Bella rogándole que se controlara —Jake por favor déjalo, el no me ha hecho nada, solo soy una inmadura y sensible, pero todo esta bien, conoces a Edward es incapaz de hacer algo incorrecto— le decía con vehemencia mi prima —sabes que es lo que mas me enoja?— pregunto Jake mirando fijamente a Bella — El te tiene a su lado y se ha atrevido a hacerte daño, mientras que yo daría mi vida, mi alma solo por tener un instante a Alex con migo, aparte de sanguijuela, idiota y desagradecido, se que no lo puedo matar, pero entonces he de irme, esta situación me enferma— concluyo Jacob mientras se dirigía a la calle, Bella vio la disyuntiva en mis ojos, seguir a Jake o quedarme a su lado, entonces suavemente dijo —Ve con él, de veras estoy bien y gracias por cuidarme Eric, te quiero eres como mi hermano, te prometo que si me siento mal o necesito ayuda usare esto— agrego señalando el colgante que de seguro seria regalo de Clarise —Cuídate y ante todo se feliz— le dije antes de encaminarme hacia mi cuñado inestable, mas le valía a Alex regresar rápido, ser niñero de Jacob Black no erra nada fácil.

EDWARD P.O.V:

Escuche absolutamente todo y a cada palabra mi repulsión por mi mismo aumentara, merecía que Jacob acabara con migo, como podía hacer sufrir de esa manera a mi Bella?, era el peor de los monstruos, el causante de la tristeza del ser mas puro y noble sobre la tierra, Bella merecía algo mejor que yo y mientras pensaba eso la imagen de la en compañía de Andrew mientras este la consolaba cruzo fugas por mi mente torturándome con el peor de los dolores que he sentido, merecía alguien mejor, pero ese no era Andrew el era incluso, mas bajo y vil que yo apunto mi interior, en ese momento el olor de Bella se hizo mas fuerte y vi como la puerta se entreabría dando paso a una Bella con la sonrisa apagada y la tristeza reflejada en su rostro, jamás volvería a acercarme a Tanya, si eso implicaba alejarme de mi casa gustoso lo haría, pero no le produciría daño a Bella era lo único que importaba —siento lo de Jake, ya sabes como es— dijo en un murmullo Bella — no lo sientas es lo mínimo que me merezco— pronuncie con voz dura dejando ver lo mucho que me odiaba ahora mas que antes, —No digas eso, vale mejor olvidemos ese…inconveniente— Bella tan perfecta como siempre trataba de hacerme sentir mejor cuando se notaba que su alma estaba destruida, en mas de un sentido por mi causa —podrías tu olvidarlo?— le pregunte con mas mordacidad de la que pretendía — Bella…— la llame al tiempo que sostenía su hermoso rostro entre mis manos y pretendía que me prestara atención —Sabes que eres lo mas importante que tengo, que digo lo mas importante, lo UNICO importante que tengo, jamás podría causarte dolor con premeditación — tome su mano y la deslice lentamente por mi pecho hasta situarla donde un día latió mi corazón —sabes que de tener un corazón tangible solo estaría animado por el amor que siento por ti, mi vida, mi esencia, mi cuerpo y mi corazón solo te pertenecen a ti, desde aquella ves que te vi por ves primera, cuando el monstruo en mi interior se agito, también renació el hombre que estuvo dormido esperando tu llegada y desde ese instante solo te pertenezco a ti, nadie jamás cambiara eso, por que pueden perseguirnos todos nuestros enemigos, pueden azotarnos las probabilidades, puedo incluso perecer ante quien sea por protegerte, pero el amor que te tengo es infinito, jamás morirá aun si yo lo hiciera, créeme por favor; solo importas tu, fui un estúpido; como de costumbre, quise actuar de buena fe con alguien afligido, pero ahora comprendo mi error, te soy leal SOLO a ti VIDA MIA, y no tengo ni tendré ojos para nadie mas, no deseo mirar al mundo si tu no estas en el, se que en el fondo de tu corazón lo sabes, por favor perdona mi error, jamás me apartare de tu lado, seré tu …sombra y jamás volveré a acercarme a ella si eso te hace infeliz— termine suplicante —Lo siento, no deseo ponerte en la disyuntiva de elegir, es solo que…me siento insegura, ya sabes, ella es como tu, de tu misma clase y hermosa como jamás creí posible, si estuvieras a su lado no habría complicaciones, una relación entre ustedes seria mas…normal —dijo afligida Bella y el pánico me invadió, aun sin soltar su rostro pregunte — acaso deseas que todo termine?, no temas mi reacción solo deseo que seas sincera— dije con un hilo de vos, si Bella deseaba separarse de mi lado ya no tendría sentido seguir existiendo —eres tan ridículo Edward, sabes que te amo, solo que soy una tonta humana que esta celosas, paranoica y sumamente insegura— el alivio floreció en mi y como siempre que la tenia cerca mis instintos humanos aparecieron, Bella creía que solo sus hormonas se agitaban ante el roce de nuestros cuerpos, lo cierto era que cada vez que la tenia así de cerca el hombre en mi reclama su cuerpo, ansiaba sentir fluyendo nuestro amor, guiado por mi instinto capture su boca y la bese, la bese como nuca deseoso de hacerle sentir lo inmenso de mi amor, Bella respondió con gusto a mi beso lo que me hizo ver que su enfado había terminado y a sabiendas que mi autocontrol ya había muerto trace una senda de besos hasta su oído —Deseas dar un paseo con migo?— le susurre —por supuesto que si, si estamos juntos no me importa a donde vayamos— dijo con vos entre cortada, salte con ella fuera de la casa y cori como nuca hasta nuestro prado, que hoy resplandecía con el brillo de la luna llena, suavemente la senté sobre el pasto a el tiempo que la observaba rebosante de amor —A que se deben tus repentinas ganas de salir?— dijo con una sonrisa —pareces mas feliz— apunte —Lo estoy, es imposible no estarlo cuando estas con quien mas amas en el universo— Dios!!! Sus palabras revivían mi alma perdida y yo ya no podía seguir un segundo mas sin complacerla, sin demostrarle que nuestro amor seria eterno, me acerque a ella y roce nuestros labios, primero le dedique pequeños besos, antes de posar por completo mi boca en la suya y saborearla, recorrí su rostro con mis labios, bese su cuello extaciante y llegue a sus hombros; sentí como se estremecía de placer y yo ya no podía parar —Edward, no deberías jugar así con migo— vocifero —No estoy jugando mi amor, solo te estoy amando, como lo hare por toda la eternidad— le asegure.

BELLA P.O.V:

Acaso mi cerebro no funcionaba bien?, bueno aunque en este preciso momento no creo que pudiera deducir nada lógicamente mientras Edward me besaba bajo la oreja y recorría con sus manos mi cuerpo, acaso había aceptado hacerme suya?; no deseaba preguntar, ya con las dudas sobre Tanya resultas solo deseaba disfrutar de el, de nuestro amor y sin duda si el lo permitía de su cuerpo, de la pasión que desbordaba cada milímetro de mi piel y de el ataque de irracionalidad del que era victima Edward.

Pegue aun más mi cuerpo al suyo, la sangre me hervía y mi pulso había enloquecido, Edward no me aparto solo me aprisiono aun mas contra si —Estas segura que esto es lo quieres?— susurro contra mis labios —te quiero a ti…completamente— le asegure —TE AMO y lo hare siempre, SOLO A TI— me prometió mientras su mano se sumergía bajo mi ligera camisa y yo nerviosa pero triunfante comenzaba atrabajar en los botones de la suya, sus labios trazaban apasionados besos sobre mi cuello mientras entre nosotros solo había el espacio justo para desprendernos de la; ahora, incomoda ropa, su pecho perfecto estuvo expuesto ante mi y yo me regodee acariciándolo, sin duda este era el cielo, los nervios poco a poco disminuían mientras Edward ya sin el impedimento de mi camisa descendía con sus manos sobre mi espalda besando cada centímetro de mi anatomía, sensaciones desconocidas me invadieron y ligeramente pude notar como ante el calor que emanaba mi cuerpo el de Edward empezaba a calentarse, con el mas profundo de los amores dibujado en su rostro me observo mientras me recostaba contra el pasto y sin dejar de observarme deslizaba los molestos jeans por mis piernas; sentí vergüenza lo admito ,pero esa sensación no duro mucho —eres completamente hermosa— me dijo mientras acariciaba mis piernas y se perdía besando mi pecho, me sentí triunfante, desinhibida y ante todo poderosas, aun lado había quedado la tímida Bella ahora estaba solo la mujer que amaba a Edward y que haría de este momento, la primera vez para ambos; algo memorable, ávidamente desabroche su pantalón con un poco de su ayuda, ahora nuestra piel estaba expuesta y su cuerpo sobre cada curva del mío, nuestras respiraciones cada ves se agitaban mas y mi cerebro solo sentía el inmenso placer, con cuidado desprendió la ultima prenda que separa su cuerpo del mío mientras su mano se deslizaba ávida hacia mi sexo y cuando sus dedos juguetearon en mi interior supe que lo de antes no era el paraíso, por que ahora si mi mente entro en éxtasis, con la mayor de las naturalidades, hice lo propio en su cuerpo, increíblemente la torpeza no estaba presente y así entre palabras de amor lentamente con cuidado de no “romperme” se adentro en mi cuerpo; una y otra vez ; mi cuerpo sufría placenteros espasmos mientras Edward no podía evitar gemir de placer, lo contemplé solo un momento para ver que me hacia el amor con sus ojos clavados en mi rostro, la expresión mas dulce atravesaba sus rasgos, nos estábamos amando sin limites, sin deferencias, solo siendo nosotros dos, ahora no importaban, malvados enemigos ni las marcadas diferencias entre mi humanidad y su inmortalidad, solo éramos dos amantes llenos del mas sincero e irrevocable amor, nos besamos, nos acariciamos…nos amamos y cuando todo termino, permanecíamos allí, nuestros cuerpos desnudos entrelazados, en el prado donde todo comenzó se había sellado nuestra promesa “juntos para siempre”, sonreímos como tontos Edward me besaba aun con mas dulzura que antes y yo sabia que ahora nuestro amor era aun mas inquebrantable.


(Idea original de Stephanie Meyer// Idea del Fic: Ann, Vero y Ale)

1 comentarios:

My Twilight World dijo...

OMG!!!!! este capítulo me dejo tan aturdida como la exclusiva del trailer de twilight que dio Entretaiment Tonight jajajajajaja

Ok... desde que Alex fue llevada por su padre Marcus, no había leido ni comentado...

En verdad han pasado tantas cosas que ni se como describirlos...

Andrew, es un hipocrita, pero esas sensaciones hacia bella seguro lo traicionan...

Tanya es una b*tch... y según vi en un quote de Breaking Dawn... definitivamente la rubia desteñida es una zorra metiche...

Espero que Alex regrese pronto

Y la escena de amor entre Edward y Bella... sin palabras... en verdad demasiado WOW!!!!