sábado, 2 de agosto de 2008

 



JONI P.O.V:

Llegué a casa después de quedar con Matt y los demás. Me extrañó no ver a nadie. Aún así el tiempo estaba cargado. Tenía un mal presentimiento. Dejé mis cosas en la habitación cuando de pronto oí la puerta abrirse de golpe. Bajé dispuesto a luchar, pero para mi sorpresa, Carlisle y Steve llevaban a mi hermana inconsciente en brazos. Bajé corriendo para ayudarlos. Detrás de ellos Bella venía con Edward. Noté un fuerte olor a licántropo. Miré por la ventana de reojo. Sam y los demás se encontraban delante de la casa, como si estuvieran protegiéndola de algo. Corrí al lado de Alex.-¿Qué ha pasado? ¿Dónde está Eric?- me empezaba a desesperar. Vi la sangre de mi hermana y como Steve aguantaba con fuerza a Clarise. Alice y Jasper no se encontraban con nosotros.- Tranquilo, Eric viene con Jacob. Los… los Vulturis…- dijo nervioso Steve. Carlisle me ordenó que trajera agua y alguna toalla. Consiguió parar la hemorragia.- Alex despierta por favor.- Supliqué. Sus ojos empezaron a abrirse después de unos 5 minutos de espera.- ¡Alex!- exclamé- ¿me oyes?- Ella me miró extrañada. Miró a su alrededor y de pronto abrió los ojos como platos.- ¿Dónde estoy?- me asusté- Alex si es una broma no tiene gracia.- Carlisle se puso delante de mí.- ¿Cómo te llamas?- le preguntó. Menuda estupidez. Para mi asombro Alex se quedó callada. Carlisle se llevó la mano a la frente y suspiró. Lo aparté bruscamente.- Alex, cuantos dedos ves aquí.- Le dije desesperado.- tre…¿tres?- Efectivamente eran 3. Carlisle me apartó.- ¿Cuánto son dos más dos?- Alex lo miró como diciendo “ ¿Te piensas que no sé eso?”- 4- dijo convencida. Carlisle suspiró. Me agarró del brazo y me puso delante de ella.- ¿Cómo se llama?- Alex se encogió de hombros. De pronto se llevó las manos a la cabeza y empezó a chillar.- ¡Dueleeee!- Carlisle me soltó. – Tranquila, Tranquila. No te esfuerces por recordar.- De pronto la puerta se abrió de golpe. Allí estaba Eric junto a Jacob. Quizá a él si lo recordaría.

JACOB P.O.V:

Estaba furioso. ¿Por qué me tubo que arrancar de la pelea? De pronto vi a Clarise cogida con fuerza a Steve y con los ojos rojos, pero aún así intentaba mantener la calma. Eric corrió donde los demás. Todos estaban formando una especie de manifestación alrededor del sofá. Vi la mano de Carlisle agarrar a Bella.- ¿Quién es ella?- preguntó calmado me extrañé. Me acerqué para ver qué diablos ocurría.- No, No lo sé…- Era la voz de Alex. ¡Alex! De repente mi corazón dio un salto.- ¿Qué le ha pasado?- Eric me miró.- Mientras tú estabas pendiente de la lucha mi hermana se desangraba.- dijo fulminándome con la mirada. Dilaté las pupilas. Los aparté y agarré la cara de Alex. La abracé.- ¿Estás bien?- ella no me devolvió el abrazo. ¿Estaría enfadada? La aparte suavemente.- Creo que si…- dijo mirándome extrañada. De pronto Carlisle llamó su atención.- ¿Cómo se llama este chico?- ¿qué clase de pregunta idiota era esa? Alex se quedó mirándome largo rato. Negó con la cabeza.- no, no lo sé.- Empezó a llorar.- Tranquila no te asustes. La abrazó Eric. Quedé en Estado de Shock. - ¿No, no sabe quién soy?- dije sin dejar de mirarla. Noté el suspiro de Bella qué también lloraba.- Jake, no recuerda a nadie…- me enfurecí- ¿Cómo no va a recordarme a mí? A su…- Eric me cogió y me apartó de los demás.- ¿Quieres que sepa que eres su novio?- me extrañé ante tal pregunta tonta.- ¿Obligándola a estar contigo a pesar de que no recuerde que te quiere?- Dilaté las pupilas. Mi corazón se encogió. Ya no me amaba. Ya ni siquiera recordaba quien era…- ¿Qué quieres decir con eso?- Eric suspiró.- ¿No crees que sería mejor conquistarla de nuevo? ¡Quién sabe si nunca vuelva a recordar…!- empecé a temblar, pero no de furia. La había perdido. Y de la peor manera. El último recuerdo era nuestra discusión. Caí en el suelo llevándome las manos a la cara. Las lagrimas corrían por mi mejilla. Era un auténtico idiota. Noté la mano dulce de Bella en mi hombro.- Jake, todo saldrá bien…- Nada saldría bien. ¿Y si Eric tenía razón?¿Y si Alex no recobraba la memoria nunca? ¿Y si no lograba que me volviera a querer? Acababa de morir al darme cuenta de cuánto la necesitaba.

ANDREW P.O.V:

Félix mantenía la socarronería de siempre, pobre imbécil no sabia a lo que se enfrentaba —mantente lejos de Alec y jane— susurré a Tanya que asintió consciente de lo perjudicada que saldría en lucha contra ellos, a nuestro alrededor la guardia de los Volturis aumento, no eran 10 inexpertos neófitos, Jane y Alec habían traído una de las guardias mas grandes que había visto, Tanya se ocupo sola de parte del ejercito yo debía concentrarme no podía sacar a colación lo infinito de mi poder tan pronto eso acabaría muy rápido con la diversión…y con migo, Tanya era una excelente guerrera eso me daba un respiro y podía pensar en como demonios aniquilar a los demás; no permitiría que rastrearan a Bella y Alex, si las llegaban a tocar, si descubrían a el bebé en camino…no, esa no era una opción ya le había fallado a Amanda no les fallaría a ella dos, sin dificultad habíamos diezmado a la guardia de los Volturis ahora frente a nosotros se encontraban Félix y Dimitri, Jane solo miraba aburrida mientras Alec estaba esperando que desplegara mi poder, el pobre crio pensaba que nadie sabia cual era su don, si tan solo supiera que sus dones parecían ridículos frente a los míos, cuando desperté a mi nueva mida hacia ya varios siglos, no me creí la fuerza que crecía en mi ser y luego de matar a la desgraciada que nos maldijo descubrí que la ira alimentaba un gran monstruo en mi que cuando emergía era letal, solo que ahora y tras doblegarlo por mas de un siglo estaba seguro de poder acabarlos no sin antes morir yo también, pero era la única opción ahora a diferencia de años atrás mi vida tenia un sentido, había descubierto algo impensable..la camaradería, ya no estaba solo con Steve, ahora mi hermano tenia a Clarise su mayor motivo para seguir, yo no odia a Edward solo entendía que era un emo con problemas de múltiple personalidad y Bella era su dopamina, Alex y Bella sacaron a colación la humanidad que aun me quedaba y que en su tiempo Amanda se ocupo de mantener, el bebe de Bella me había devuelto el optimismo y Tanya a mi lado había resucitado mi corazón, hoy morirá, pero moriría feliz habiendo conocido una saludable dosis de felicidad, pero por el amor que tenia hacia Tanya no debía permitir que ella viera lo que estaba dispuesto a hacer.

Dimitri y Félix se acercaron a nosotros rodeándonos mientras Jane miraba ceñuda a Tanya ahora pensaba intervenir y yo debía evitarlo a como diera lugar

—Tanya, debes irte, por favor confía en mi, es lo mejor— le dije suplicando

—Andrew, estamos juntos, se lo que pretendes y no lo permitiré si deseas morir tendrás que llevarme con tigo, ya se lo que es estar lejos de ti y jamás volveré a pasar por lo mismo— apunto Tanya

—Te Amo, te amo como jamás podría amar a nadie mas, perdóname por favor— le dije mientras la besaba y así doblegaba su voluntad dejándola como un ente sin pensamiento de fácil manipulación

—Ve a casa y protege a Steve, recuerda siempre que te Amo— ella desvalida ante mi poder se dio la vuelta y corrió como nunca, Félix trato de seguirla pero se congelaría el infierno antes que lo permitiera, levanté la mano y al mejor estilo Dragon Ball lo arroje contra los arboles.

—Sabes que no ganaras Andrew— dijo aburrido Alec

—Sabes que para dentro de un rato estarás muerto— le respondí yo, antes de que Dimitri pudiera acercárseme, un borrón de cabellos cobrizos apareció; gire la vista para ver a Edward, Steve y Eric a mi lado

—Pensabas divertirte solo hermanito— dijo Steve mientras cargaba contra Alec, demonios por que no se quedaban fuera de esto

—Por que Diablos no se van, deben proteger a Bella, Alex y los demás, por una jodida vez podrían confiar en mi— grite exasperado

—Andrew, esto suena estúpido pero ahora eres mi hermano también y yo no permito los suicidios— dijo exasperado Edward, sus palabras me tomaron por sorpresa pero me dieron mas motivos para dejarlos fuera de esto, antes de que pudieran salir heridos levante un escudo en torno a los tres y expulse a la bestia sin control, mis ojos cambiaron a el intenso rojo, todo mi cuerpo se tenso y ya solo tenia sed de sangre, el hilo que me separaba de la locura era sumamente delgado, pero aun podía diferenciar entre amigos y enemigos, fui consiente de Steve, Eric y Edward forcejeando por liberarse, pero jamás podrían centre mi atención en un perplejo Félix, con premeditada lentitud me acerque a él su temor era evidente y yo me alimentaba morbosamente de esa sensación trato de correr, pero sorpresa! Mi mente lo tenia paralizado, lo levante con mi mano izquierda al tiempo que jane trataba de inmovilizarme

—Pequeña bruja tus insignificantes poderes con migo no funcionan—le dije mientras la miraba y apretaba la garganta de Félix, volví a dirigir mi atención a el pobre vampiro en mis manos

—seria tan fácil matarte, pero si lo hiciera así de fácil no seria divertido, seria mucho mejor bañarme en tu sangre desgárrate parte por parte mientras gritas, pero temo que no seria educado hacer esperar a los demás— dije con pesar y sin mas con mi mano derecha arranque de tajo su cabeza, lo desmembré a velocidad extraordinaria y ante la vista los demás le prendí fuego, mientras lo hacia elaboraba una lista de prioridad a quien debía matar ahora? , cuando gire hacia Dimitri vi con horror como me había olvidado de Alec que ahora tenia prisionera a Tanya, con una maldición me precipite hacia el solo para ver como amenaza la vida de lo único realmente importante para mi, la voz molesta en mi interior se activo con mi frase característica “sentir es de tontos” y una mierda si tenia razón, justo ahora yo era un imbécil, baje las manos rendido, Alec relajo su postura y yo fui consiente de que esperaba que lo atacara para Jane matarme por la espalda con la única arma capaz de matar a un inmortal, la espada de cronos estaba en su mano oculta bajo la gran capa, no tenia opción así que libere a mis “amigos” mientras atacaba a Alec que por simple inercia soltó a Tanya y ahí pasaron 3 cosas a la vez, mi mano atravesó de lado a lado el pecho de Alec, la espada se enterró justo entre mis omoplatos y Tanya salió de trance y se lanzo contra Jane, sentí como el eco de la muerte definitiva llegaba a mi pero antes extermine a Alec, con una sonrisa en los labios caí agonizante con la cabeza del pequeño bastardo en mi mano, sonrisa que se borro a el observar a Tanya yaciendo en el piso con una herida similar a la mía, Dimitri y Jane desaparecieron de mi visión yo solo trataba de arrastrarme hacia mi vida, mi amor, hacia Tanya

—Te dije que estábamos juntos, vivíamos juntos, moríamos juntos— susurro cancinamente

—yo también te Amo, siempre lo hice y siempre lo hare—fueron sus ultimas palabras antes de que el fantasma de la muerte me la arrebatara, ya no había motivo para luchar, me concentre en seguir vivo solo lo justo para utilizar el único don que creí innecesario, Edward, Eric y Steve me observaban preocupados, como pude los llame mas cerca a el tiempo que tomaba sus manos y les entregaba el resto de poder que aun había en mi ser

—Protéjanlas— susurre y me entregue a la muerte aferrando la mano de Tanya antes de que se hiciera cenizas y consiente de que el tormento eterno me esperaba

1 comentarios:

karol dijo...

dios k pena :(
pobre alex no puede recordar nada
k pena mas grande
bsss [*...karol...*]