EN MIS SUEÑOS TE RECUERDO

lunes, 4 de agosto de 2008

 


La sentí tan cerca de mí. No podía aguantar más. Rocé delicadamente mis labios con los suyos. Vi como se estremecía. Cerró los ojos. Ya casi eran míos, ya casi podía saborearlos.- ¡Alex, sal de ahí te dará una hipotermia o mejor dijo… te prenderas en llamas!- La voz del estúpido de Matt resonó en mi cabeza. Nos sobresaltamos y por culpa de ese estúpido desgraciado no pude apoderarme una vez más de los labios de Alex. Gruñí. Alex miró hacia arriba el acantilado. - ¿Qué quieres decir con eso? – dijo. Su mirada volvió a cruzarse con la mía. Tragó saliva y se estremeció al darse cuenta que aún estaba en mis brazos. Noté como su corazón latía con fuerza. Se soltó de mis brazos roja como un tomate. Me hacía gracia esa reacción viniendo de ella, la extrovertida no tengo miedo a nada de Alex. – Perdona…- dijo tímida. Reí. – Alex, sal de agua…¡Qué sea la última vez que haces tal cosa! Ya sabes que no estás del todo recuperada.- El gruñido de Eric hizo que volviera a recordar que Alex ya no sentía lo mismo por mí, es más ni tan solo sabía qué había significado yo en su vida. Alex puso los ojos en blanco y suspiró.- Si Eric, lo que tú digas …- Reí.- Tranquilo Eric, ha sido culpa mía…- dije mirando hacia arriba. – No es verdad, fui yo quien…- se estremeció- quien te cogió … - Le quiñé un ojo.- Así seguro que no te riñe- le dije al oído- su rojo aumentaba por momentos. Recordé lo dulce que podía llegar a ser Alex. La echaba tanto de menos…- Tranquilo, soy un poco masoca…- Dijo divertida. Era cierto si no, si no ¿por qué yo era su novio?. Me entristecía l recordar que ya no era así…-Bueno que, ¿Sales ya?- Eric volvió a insistir. Alex suspiró de nuevo. – Que ya voy, pesado- Alex se dirigió a la orilla. Recordaba cada momento con ella. La vez que se rompió la pierna y yo me comporté como un imbécil… ¿algún día lo recordaría?

MATT P.O.V:

Corrí hasta la orilla. Alex salió y me miró con una sonrisa en el rostro. - ¿Estás loca? ¿Y tu cabeza qué?- Dijo lisa. Alex se la tocó.- En su sitio ¿no?- Lisa puso los ojos en blanco. Miré hacia el agua donde Jacob me fulminaba con la mirada. Sin duda había interrumpido algo. Le sonreí con maldad.- ¿Alex, en qué estabas pensando?- Alex rió.- En escaparme de ti.- La miré con cara de incredulidad.- ¿Y por eso saltaste con Jacob Black?- Abrió los ojos como platos. – Esto… Bueno… ¡Anda! Que tarde es ¿no?- Lisa empezó a reír. Yo no le veía la gracia. Vi como la banda de Sam se acercaba. Mis amigos los observaron con asombro. La volví a mirar- Alex, a mi no me engañas, a ver, confiesa de una vez. ¿Qué pasa por tu cabeza, eh?- Alex no me prestaba ninguna atención. Miré hacia donde ella tenía la mirada fija. Jacob acababa de salir del agua mojado. A Alex se le salían los ojos. Me enfurecí. – No tiene remedio- Dijo Joni. Jacob le sonrió pero para mi sorpresa se dirigió hacia Sam. Alex lo siguió con la mirada. Lisa rió a carcajadas. Seguí sin encontrarle la gracia.- ¿De qué te ríes tanto, Lisa?- ella me miró.- Yo… de nada …- Miró al cielo. Alex la fulminó con la mirada.- ¡Cállate Lisa!- Sentí otra risa. Embry Call se reía de la reacción de mi mejor amiga.- ¿Y tú de qué te ríes?- Dijo Alex furiosa. Embry no paraba de reír y Eric solo negaba con la cabeza.- Bueno, ya dejad a la pulga, digo a Alex en paz- dijo Jacob entre risas. Miré a Alex, estaba en estado de sock. Apretó fuertemente los ojos y se llevó las manos a la cabeza y empezó a chillar. Eso le pasaba siempre que intentaba recordar alguna cosa. Joni y yo corrimos a su lado.- ¿Alex, estás bien?- dijo su hermano. De pronto unas manos musculosas la agarraron y auparon acurrucándola en el pecho. Los gritos cesaron. El foco rojo de escenario, Alex lo miró sorprendida. Jacob Black cada vez me caía peor.- Tranquila Alex, ¿estás bien?- Alex lo miraba como hipnotizada. De pronto dijo algo que nos sorprendió.- Marcus … no…- Marcus era su padre. Eric corrió a su lado.- Alex, ¿Has recordado algo con lo referente a papá?- Ella lo miró asustada.- Esto… no, no… no he recordado nada, lo siento. Lisa se colocó al lado de Joni.- ¿Está bien?- Joni sonrió.- Solo hay una forma de saberlo.- dijo travieso. Mi amigo daba miedo con esa expresión.- ¡MIRA! Alex, estás en brazos de Jacob- rió a carcajadas. Seguía sin encontrarle la gracia. Alex dio un salto increíble y empezó a perseguir a su hermano. Parecía una luz de discoteca roja.- ¡Ven aquí imbécil!- Jacob miró a Embry- Acuérdame de matar a Joni- Embry también rió a carcajadas. Jacob gruñó.- Ya me gustaría ver cuánto te ríes si te pasara a ti- Embry seguía riendo. Sabía que Alex seguía sintiendo alguna cosa por Jacob Black y eso me reconcomía el cerebro. Vi como Alex le tiraba piedras a Joni.- ¿qué haces loca?- Alex gruñía- ¡Con un poco de suerte le doy y se vuelve listo!- Fui corriendo para parar esa masacre.- Alex cálmate.- ella me miró con furia.- No es para ponerse así ¿no?- suspiró.- ¿A caso sientes algo por Jacob Black?- dije en un susurro. Sabía la respuesta, pero aun así… Alex dilató las pupilas, me agarró de la mano y nos alejamos de los demás. Se sentó y yo seguí su gesto. Suspiró. – Dime, ¿Sientes algo por él?- dije con tristeza. Alex miró al suelo.- No lo sé.- se encogió de hombros.- La verdad me siento extraña cuando lo tengo cerca. Siento como si lo necesitará.- tragué saliva al escuchar sus palabras.- Pero…¿es tan solo el amigo de Eric , no?- me miró. Quería decirle la verdad pero Eric me dijo que no era buena idea decirle ese pequeño detalle. ¿Pero a quien vas a engañar Matt? No se lo dices porque te conviene que no lo sepa. Eres un ser ruin. Dijo una voz en mi interior. – ¿Sabes?- dijo Alex ahuyentándome de esos pensamientos.- En el agua casi … casi me besa.- Sus mejillas se enrojecieron. Me levanté furioso.- ¡No me parece bien!- Alex me miró extrañada.- Alex tú no te das cuenta nunca de nada ¿no?- Me miró sorprendida.- ¿Qué quieres decir?- suspiré.- Alex, yo…- Joni tiró una pelota cerca nuestro.- ¡Eh, Alex! ¡Nos vamos!- Alex asintió.- Matt, luego hablamos, ¿vale?- Dijo dándome un beso en la mejilla.- si, luego hablamos.- dije con tristeza.

ALEX P.O.V:

Llegamos a casa de Eric. La verdad me sentía muy confusa. Esas visiones borrosas del pasado que no recordaba eran tan irreales. No podía nombrar lo que veía o acabaría en un manicomio. Matt estaba extraño. Pero aún así yo no podía dejar de pensar en Jacob, no sabía el porque pero cada sonrisa suya se apoderaba de mí. “La Banda de Sam” al menos era así como los nombraban Matt y los demás, estaba en casa. Me estiré de golpe en el sofá. Jacob me miraba desde la cocina. ¿Se preguntaría por qué le seguí, el beso? O al menos lo qué casi fue un beso… Cogí un cojín y me lo llevé a la cara. Noté un peso encima de mí. – Alex… guapaaaaa- Joni estaba encima de mí.- Vamos a hacer bebes- le di una patada mientras oía la risa de los demás. Mi hermano era un poco idiota. No recordaba si siempre había sido así pero por el momento era lo que me había demostrado. Me quité el cojín de la cara y fulminé con la mirada a Jacob, el cual se sorprendió. Lo señalé amenazante.- Tú…- todos le miraron instintivamente.- No vuelvas a llamarme pulga. ¡Gigante Verde!- Todos se rieron incuso él. No soportaba que se metieran con mi altura.- Y si no paro de llamarte así que me harás ¿eh?- Gruñí.- Te mataré- le dije muy seriamente. Él se acercó y mi posición amenazante se murió de golpe. – ¿Y si te mato yo antes?-quería hacerme cosquillas. No las soportaba. Salté del sofá y corrí a las escaleras.- No creo que me atrapes.- le saqué la lengua. Un gruñido llamó mi atención. Era aquel chico, Paul creo que se llamaba. La cabeza empezó a dolerme de nuevo. Esta vez con menos frecuencia. Casi me desmayé. Jacob me cogió. Me volví a sonrojar.- Será mejor que duermas un poco.- Asentí con la cabeza. Me dirigí a mi habitación y me estiré en la cama. En estas semanas des de mi pérdida de memoria la cantidad de información sobre mi familia, los Cullen y los amigos de mi hermano junto con los míos hacía que la cabeza me doliera a menudo. Los ojos empezaban a pesar. Un negro se apoderó de mí. De pronto una voz. Era preciosa.- ¿Quién eres pregunté?- todo seguía negro hasta que visualicé una sombra.- No tengas miedo. Ya estoy aquí. Yo te ayudaré.- Empecé a ver un rostro, un rostro vagamente familiar.- No tengas miedo de lo que ves. Es real. No estás loca.- Caían lágrimas por mi mejilla, no entendía el por qué. Alargué la mano para tocar su rostro. Al tocar mi palma en su mejilla cerró los ojos. Los abrió y me miró.- Te prometí que siempre te protegería. De alguna manera, yo siempre seré tu hermano. No llores pequeña.- ¿Por qué sentía tanto dolor al tenerlo cerca? ¿Quién era ese hombre?- Por hoy ya está bien de dormir. Despierta.- ¡ANDREW!- dije al despertarme de golpe. Me encontraba sudando y repitiendo ese nombre una y otra vez. La puerta se abrió de golpe. Eric corrió a mi lado.- ¿Qué ha pasado?- Lo miré asustada- ¿Quién es Andrew?- noté como las lágrimas seguían cayendo por mis mejillas. Eric simplemente me abrazó.

(Idea original de Stephanie Meyer// Idea del Fic: Ann, Vero y Ale)

3 comentarios:

Ntalia ^_^ dijo...

Estoy comentando para que escriban mañana ya que cuando yo llego leo, pero como soy de chile las horas cambian u_u escriban mañana porfavor!

Maar' dijo...

bueno, pues comento para darle una alegria a mi doña perfecta preffe :); porque aunque tenga mala leche en el fondo me la quiero mucho &me importa :)

jacob/jonathan dijo...

guau! esta muyy buenoo! aparecio andrew en el sueño :| i matt... k se muera ¬¬
t kiero ann =)