EN MIS SUEÑOS TE RECUERDO (parte 6)

viernes, 8 de agosto de 2008

 


Alex dilató las pupilas, me miró perpleja y seguidamente desvió la mirada a la flor, volvió a mirarme a mí. Le sonreí. Ella instintivamente cerró los ojos y se puso de rodillas y esperó. Imité su posición. Ella llevaba el jersey de tirantes con la flor baje uno de ellos y seguidamente el otro. Rocé con sus pétalos la parte del ombligo que se veía a causa de lo corta que era la camisa. Ella abalanzó su mano al jersey y aún con los ojos cerrados se lo quitó. Pude ver su sujetador y tragué saliva. Rocé suavemente el borde del pantalón y ella misma se lo desató. Había jurado no tocarla y eso iba a hacer. Se quedó en ropa interior. Recorrí su frente con los pétalos hasta llegar a esos hermosos parpados, bajé por la nariz hasta llegar a la mejilla y seguidamente dibuje esa hermosa boca que tanto deseaba poseer. Alex seguía con los ojos cerrados rocé con los pétalos su hermoso cuello y seguidamente acerqué mi boca sin llegarla a tocar, Alex se estremeció, sentía mi respiración y yo la suya. Me deslicé hasta llegar a su boca y esta trago saliva sin dejar de cerrar los ojos. Deslicé nuevamente la flor por sus labios, los podía notar tan cerca De pronto Alex se estiró. Rocé por el hombro hasta llegar al canalillo. Un pétalo cayó soplé con suavidad hasta que llegó a su ombligo. La miré. Seguía con los ojos cerrados era realmente hermosa. Volví a soplar para que el pétalo saliera del ombligo y su piel se volvió de gallina. Pasé mi mano cerca de su cintura sin rozarla tan solo a unos milímetros de su piel. Empecé a coger calor y tuve que desprenderme de mi jersey. De pronto Alex se volvió a poner de rodillas y sin dejar de cerrar sus ojos me paso la mano cerca de los parpados, eso si sin tocarme. Los cerré. Empecé a notar su mano cerca de mi piel estaba dibujándome el rostro, seguramente ya había abierto los ojos. Me quitó la flor de la mano y dibujo mis labios con sus pétalos. Seguí notando sus manos a escasos centímetros de mi piel. De pronto paró. Abrí los ojos y la encontré mirándome sonriente, agarró la flor y la besó, sonreí. La contemplé durante largo rato hasta que el timbre de la escuela nos fastidió la fiesta. Alex se levantó y se colocó el jersey y el pantalón. Busqué mi jersey y también me lo puse. Nos dirigimos juntos hasta el muró el cual la ayudé a saltar. Una vez dentro volvió a sonreírme.


ALEX P.O.V:


Jacob me devolvió la sonrisa, realmente había sido mágico, me sentía completamente bien. De pronto me abrazó. ¡Era tan cálido!- Alex, estabas aquí.- La voz de Matt rompió esa atmosfera que nos rodeaba. -Maa...Matt- dije asustada.- No has venido a la cafetería a celebrar la victoria - dijo arrugando el morro mientras veía a Jacob. De pronto Jacob depositó algo en mi bolsillo, me besó la frente y se alejó. Coloqué mi mano dentro del bolsillo y allí estaba, esa hermosa flor. La oloré y sonreí.- Alex tienes una cara atontada...- la voz de mi hermano Joni me sobresaltó.- ¿Qué hora es?- pregunté de golpe.- Es la hora de ir a casa maja- dijo Joni agarrándome de la mano, traía mi mochila en su espalda. Me coloqué mi mochila en la espalda. Estaba asombrada ¿tanto rato había pasado?- Me han dicho que has derrotado a Jacob, hermanita.- negué con la cabeza. En realidad era él quien acababa de derrotarme. Abrí la mochila y saqué el libro de literatura. Coloqué, cuidadosamente, la flor entre dos de las páginas para poder conservarla. Ese recuerdo no quería que se borrara de mi mente jamás. De pronto alguien barró nuestro paso. - ¿Alex se puede saber por qué me has dado un pelotazo tan fuerte en la cara?- Paul estaba justo delante de mí. – Eh tu cuidado como hablas a mi hermana. Miré a Matt y a Lisa. Joni estaba furioso con Paul, tanto o más que yo.- Paul, déjame pensar porque te lo he dado… ¡Ah, sí, ya lo recuerdo, me utilizaste, me engañaste!- Paul me miró fijamente a los ojos.- Alex, yo, no lo entiendes, yo tan solo te quería demostrar que podías estar mejor con migo que con… - estuvo un rato en silencio.- Que con otra persona.- dijo al fin. – Pues muchas gracias pero ya me has demostrado que contigo no podría estar jamás.- me dispuso a ir y me agarró del brazo.- Alex por favor podemos hablar a solas.- puse cara pensativa.- Creo que … ¡NO!- le dije intentando apartarlo.- Alex, quizá deberías escucharlo…- Lisa me sorprendió.- ¿Tú estás loca, después de lo que le ha hecho?- dijo Matt, Lisa lo fulminó con la mirada.- No me hagas hablar Matt…- no entendí eso.- Yo no dejo a mi hermana sola con este inestable…- esa última palabra provocó una pequeña punzada en mi cabeza. Oí el suspiro de Lisa. – ¡¡¡Joni, mira, una tía en bolas!!!!- Dijo Lisa señalando al fondo.- ¿Dónde?- Joni corrió en busca de la chica imaginaria de Lisa. La fulminé con la mirada. Había empujado a Matt para obligarlo a irse.- No me voy a ir Lisa…- Lisa suspiraba.- Si lo harás si no quieres que esta boquita se abra… - Matt enfadado se alejó. La volví a matar con la mirada.- Cuando recuperes toda la memoria me lo agradecerás …- dijo mientras se iba- Alex, escúchame.- Me obligó a mirarle.- Alex, si, sé que estuvo mal, pero… desde el primer día que te vi me enamoré perdidamente de ti, no sé el porqué pero es cierto.- definitivamente cualquier información de mi pasado merecía mi atención.- ¿Y cómo nos conocimos?- él suspiró.- No me creerías … - arrugué el morro.- Prueba …- le reté. Él negó con la cabeza.- Alex, eso ahora mismo no importa. Lo importante ahora mismo es lo que late aquí dentro.- agarró mi mano y la colocó en su pecho.- ¿Lo oyes?- Sin querer me sonroje.- Late tan solo por ti. Alex, yo, yo tan solo pretendía demostrarte que con migo podías ser feliz, quería demostrarte todo lo que siento cuando estoy a tu lado. Aquel beso que recordaste fue como un regalo para mí. Alex, por favor, necesito que me perdones…- De pronto la cabeza volvió a dolerme, imágenes del acantilado saltando con Paul, Hogueras en la playa junto a los demás quileutes, juegos, chistes, risas, y lo muy atento que estaba con migo siempre. De pronto lo vi lleno de heridas en medio de una carretera y en la playa llorando. De pronto abrí los ojos, me había vuelto a desmayar.- ¿Alex, estás bien?- Lo miré, Embry también estaba a mi lado.- He recordado algo.- dije débilmente.- ¿El qué?- dijo Embry. Lo miré.- El verano pasado… en La Push… en la playa, el acantilado … éramos buenos amigos ¿no?- pregunté un poco mareada. Embry rió.- si, lo éramos y además estabas igual de loca que ahora.- Le di un débil codazo. Joni acababa de llegar.- ¿Alex, te has vuelto a desmayar?- Lo miré. De pronto la cabeza volvió a doler. Jacob acababa de llegar junto con Joni. Lo miré. Imágenes pasaron por mi mente. “ Eres una estúpida Alex.- Pues tú un egoísta inmaduro, acepta de una vez que Bella ama a Edward no a ti.- ¡Cállate Pulga!” Discusión tras discusión . ¡Jacob ama a Bella! Dije por mis adentros, volví a sentirme ridícula, estúpida. ¿Por qué confiaste en él? Seguramente se estaba burlando de ti, riéndose a carcajadas… Lo miré con odio.- ¿Alex, qué te ocurre has recordado algo?- me dijo aparentando preocupación. Me levanté.- Tranquilo, no hace falta que aparentes nada. ¡Le diré a Bella que me cuidas muy bien pero ahora déjame en paz!- todos dilataron las pupilas.- Enhorabuena ha recordado algo de ti… - Dijo Joni algo nervioso.- ¡Alex, espera!- me dispuse a irme. Jacob me agarró de la mano.- ¿Podemos hablar?- ¿Qué demonios quería ahora?- Alex, si, es cierto, yo quería a Bella… pero con el tiempo.- me miró fijamente a los ojos, lo notaba desesperado.- Con el tiempo me fui enamorando de ti, solo has recordado una parte de mí… Eso fue el verano pasado, Alex, todo cambió… y…- Joni se interpuso.- No, Jacob, no lo dirás…- me enfadé con los dos.- ¿Decirme el qué?- Joni suspiró.- Alex, hay cosas que has de recordar por ti misma. Me enfurecí.- Está bien pues iros a …- gruñí.- Sois unos idiotas… - De pronto me paré en seco.- Jacob… que acabas de decir…me….- Jacob se sonrojó y tragó saliva.- Lo que has oído Alex…- me puse colorada.- Atención, atención… un TOMATE ASESINOOOOOO- arrugue el morro y le tiré un zapato a Joni.- ¡Imbécil, cállate!- Jacob rió y aún me sonrojé más.- Bueno… intentaré creerte.- le dije, en verdad necesitaba creerlo…

Matt nos esperaba en la esquina junto con Lisa, íbamos a ir a la playa. Miré a Jacob y a Paul y me dispuse a recoger mi zapato. Joni reía y mientras nos reuníamos con los demás le dí un collejón.

Las olas estaban geniales. Matt se adentró junto con Joni en el mar.- Lisa…- ella me miró.- Gracias …- ella sonrió.- para eso estamos.- Se levantó.- Bueno yo voy para dentro también…- dijo corriendo hacia al mar. Matt salió del agua simultáneamente a la que entraba Lisa. – ¡Alex, el agua esta fantástica, tendrías que entrar!- Dijo empapado.- le sonreí.- Quizá luego…- Se sentó a mi lado.- Alex, puedo hablar contigo… es que llevo tiempo intentándotelo decir.- ¡era cierto! Matt intentaba decirme algo des de hacía semanas.- Claro, dime…- Matt suspiró.- Alex, yo…- se puso nervioso.- Veras yo…- se llevó las manos a la cabeza y gruñó.- ¡No me salen las palabras, soy estúpido…!- Me miró fijamente a los ojos.- Alex, cierra los ojos.- Una ligera punzada atravesó mi cabeza. Me encogí de hombros y los cerré. Seguramente querría darme algún regalo o algo… De pronto noté sus labios en los míos y abrí los ojos de par en par. Lo aparté. – Matt, yo…- La cabeza empezó a dolerme como nunca. “Jacob… ¿podrías cerrar los ojos?” “¿Por qué quieres que los cierre?” “Para darte un regalo” “mmm … Está bien” Me vi besando a Jacob desde pequeños… “¿Por qué has hecho eso?” “Mi mamá dice que cuando queremos mucho a una persona, el mejor regalo es un beso” De pronto volví a ver negro. De pronto vi a un lobo y a mi prima acariciándolo…” ¿Jacob?” Las sombras se volvieron nítidas, hombres convertidos en lobos, vampiros… ¿estaba loca? El mayor de los Cullen abrazándome, nada tenía sentido… Mi pie roto y Jacob curándolo y llamándome Pulga asesina, sin duda no nos llevábamos bien… “¿Qué pasa Alex? ¿te duele?” “bueno, sí, un poco.” “¿Bueno voy a tener que llevarte?” estaba en brazos de Jacob y él me llevaba al interior de la casa de mi tío… ¡Ese imbécil de Paul…!” “¡Paul no es ningún imbécil!” “¿No te has dado cuenta?¡Intentaba besarte!” “¿Y eso que más te da?” Otro beso de Jacob… La cosa cada vez tenía menos sentido… Un collar en forma de colmillo paso por mi mente “¿ME RECUERTAS?...¿DESDE CUANDO?” “¡DESDE SIEMPRE! ¡JAMÁS TE OLVIDÉ!” visualicé la cabaña de los sueños de Andrew “ahora estoy totalmente seguro de mis sentimientos” “¿Ya vas a luchar por Bella?” “Alex … estoy … ¡imprimido contigo!” las siguientes escenas hicieron que recordara todo lo demás. Jacob era mi verdadero… novio… Miré a Matt sorprendida me lebante y corri adentrándome al bosque - ¿¡Alex, donde vas!? ¿por qué ese idiota bola de pelo no me lo había dicho antes? Pero ya no importaba, ahora lo recordaba todo, o al menos eso creía, mi padre era odioso y mis hermanos todos estaban locos, por no hablar de que era la mascota de Emmet ese vampiro grandullón. Debía confirmar mis recuerdos debía encontrar esa cabaña. – “A la derecha”- dijo la voz de Andrew. La cabaña estaba allí tal y como, por fin podía decirlo, tal y como la recordaba. Entré dentro. Vi la cama donde se cumplió mi sueño y me estiré. Sin duda me quedé dormida.- Bueno, veo que por fin te has dignado a buscarla.- dijo la voz de Andrew. De pronto lloré y lo abracé. – Eres un idiota, ¿Por qué has tenido de irte?- Andrew me abrazó.- Vaya, no llores por mí, ves estoy aquí.- Negué con la cabeza.- No es lo mismo.- Andrew rió.- Esos ojazos no pueden llenarse de lágrimas.- Le di un beso en la mejilla.- Prométeme que jamás me dejarás.- Me besó la frente.- Sabes que no…- sonreí y lo abracé aun con más fuerza.- Te echaré de menos en la vida real…- él se encogió de hombros.- sabes que siempre que me necesites solo has de dormir… pero ahora debo irme… creo que debes hablar con alguien…No lo culpes, no quería obligarte a que le amarás sin recordarlo… Ese perro, en el fondo me cae bien…- sonrió.- Andrew espera no te vayas …- Abrí los ojos.- ¿Alex, Alex, estas bien?- Jacob estaba en la cabaña junto con migo. Lo abracé de golpe.- Andrew…- no podía parar de llorar por él. - ¿Has recordado la muerte de Andrew?- asentí con la cabeza.- Tranquila…- me acarició el pelo.- ¿Cómo has encontrado la cabaña?- Me sequé las lágrimas y le sonreí.- Bueno… Jacob … ¿me haces un favor?- Jacob se extrañó.- Dime…- Sonreí.- Cierra los ojos…


(Idea original de Stephanie Meyer// Idea del Fic: Ann, Vero y Ale)


2 comentarios:

jonathan dijo...

simplemente... ME-MO-RI xDD

karol dijo...

aaaahhhhh¡¡¡¡
k bonito lo ha recordado ¡¡¡
precioso el fic
bsss [*...karol...*]